Principales protocolos de bioseguridad en condominios

usa estos consejos para ser un buen vecino

Photo by freepik


¿Cómo ser un buen vecino?

En las zonas residenciales (apartamentos, propiedades horizontales) existen individuos con personalidades únicas y especiales. Algunos son socialmente activos, mientras que otros son problemáticos. Pero puedes marcar la diferencia si eres un buen vecino.

¿Por qué?

Ser un buen vecino te ayudará a vivir en paz y armonía. Y aunque esto no siempre es posible, al menos puedes tomar las medidas necesarias para evitar conflictos con tus vecinos.

En este artículo discutimos cómo ser un buen vecino y qué evitar. Además, enumeramos las señales de un mal vecino para que puedas estar alerta.

¿Qué significa ser un buen vecino?

Ser un buen vecino significa tener una serie de cualidades, entre ellas el respeto y la amabilidad hacia los residentes; especialmente con los que viven más cerca. También significa seguir las reglas de convivencia establecidas por la comunidad.

En otras palabras, ser un buen prójimo significa que tienes que intentar ser alguien con quien quieras estar; pero no te preocupes, ser buen vecino no requiere muchos cambios: la práctica hace al maestro.

usa estos consejos para convertirte en un buen vecino

Photo by freepik


¿Cómo ser un buen vecino?

Como mencionamos antes, el respeto por los demás es esencial para ser un buen vecino. Además, debes evitar malentendidos y seguir las reglas. Si eres nuevo en el condominio, familiarízate con las reglas de convivencia.

De todos modos, los siguientes consejos te ayudarán a ser un buen vecino:

1. Sé amable y cortés

Sé cortés con todas las personas que encuentres en las áreas comunes (pasillos, ascensores, estacionamientos). Recuerda que no es apropiado ignorar o mirar hacia otro lado para evitar saludar a tus vecinos.

"Las principales armas para la convivencia pacífica en comunidades y propiedades horizontales son el respeto y la paciencia."

No hace falta que mantengas una larga conversación para ser buen vecino, con una sonrisa amistosa puede ser suficiente.

No obstante, si conversas a menudo con tus vecinos, aprende sus nombres. Esta es una señal de interés y cortesía.

2. Conoce a tus vecinos

Puede parecer obvio, pero conocer a tus vecinos es el primer paso para ser un buen vecino. Sal de tu zona de confort e intenta aprender más sobre ellos, por ejemplo: pregúntales qué hacen para ganarse la vida.

Y si te sientes cómodo, hazles saber que estás ahí para ellos si necesitan ayuda.

sigue estos consejos para ser un buen vecino

Photo by freepik


¿Qué evitar si quieres ser un buen vecino?

Así como hay cosas que puedes hacer para ser un buen vecino, hay otras cosas que debes evitar. Mira cuáles son:

1- Hacer mucho ruido

Este es un problema común en los condominios. De hecho, esta es una de las cosas que genera más discusiones entre vecinos, así que informa a los residentes con anticipación si planeas organizar una fiesta o hacer reparaciones en el hogar.

2- Problemas con los vecinos

La mejor manera de prevenir disputas entre vecinos es establecer relaciones positivas con ellos. Para lograr esto, debes ser cortés y respetuoso con todos los residentes de la propiedad, incluido los empleados.

"El Comité de Convivencia supervisa y media para que se resuelvan los conflictos entre vecinos."

Si surge un desacuerdo, pide consejo al administrador sobre cómo manejarlo. Adicionalmente, utiliza los canales y herramientas a tu disposición para presentar quejas y reclamos.

3- Irrespetar los derechos de los demás

Cada propiedad horizontal tiene ciertas reglas que se deben seguir, especialmente en cuanto a los horarios y el uso de las áreas comunes. Es importante que te familiarices con las reglas del condominio.

Y es que para ser buen vecino, debes seguir las reglas de la buena convivencia y obedecer el reglamento de copropiedad. También debes asistir a las asambleas, así tienes la oportunidad de dar una buena idea para promover una sana convivencia.

3. Retrasarte con los pagos

Si vives en una propiedad horizontal es muy probable que debas pagar una cuota de administración. Estos fondos se utilizan para el mantenimiento o solventar las reparaciones en áreas comunes.

4. No hacerte responsable de tus mascotas

Si tienes mascotas, asegúrate de cumplir las normas y regulaciones, si ensucian áreas comunes como los pasillos debes limpiarlos. También debes prestar atención a posibles ruidos nocturnos o cambios de comportamiento (perros agresivos).

"Si la propiedad donde vives permite la tenencia de mascotas, debes cumplir con las reglas asociadas."

5. Dañar las instalaciones o bienes comunes

Nadie está a salvo de los accidentes, pasan todo el tiempo y es normal. Sin embargo, si accidentalmente dañas algo, soluciona el problema antes de que te lo soliciten.

¿Cómo actúa un mal vecino?

Hemos hablado de cómo ser un buen vecino hasta ahora, pero ¿cómo se comporta un mal vecino? Saber esto te facilitará identificar cualquier rasgo que puedas tener para que puedas corregirlo o mejorarlo.

Características de un mal vecino:

  • No acepta ni sigue las normas de convivencia o los acuerdos alcanzados en las reuniones.

  • Reacciona más a la presión que a la razón.

  • No piensa con claridad ni se comporta de manera amistosa. De hecho, se enoja fácilmente, es desafiante y agresivo.

  • No respeta los espacios privados. Por ejemplo, estaciona su vehículo en otros lugares que no son de su propiedad.

  • No paga el condominio ni cuotas especiales para la mejora de las zonas comunes, porque lo considera innecesario; pero es el primero en quejarse cuando los servicios no funcionan.

Conclusión

Un buen vecino es considerado, amable y respetuoso. Estos son factores necesarios para una relación sana y hacen del condominio un lugar agradable para vivir.

Además, asegúrate de mantener tu propiedad en las mejores condiciones posibles. Saluda y comparte con tus vecinos. Asiste a las reuniones y ofrece tu ayuda en lo que puedas.